Rodolfo Martín Villa en el Foro de la Nueva Sociedad

El que fuera vicepresidente del Gobierno con UCD pide una reforma constitucional para que el Senado sea Cámara territorial

Con la colaboración de Caja Navarra y Fundación ONCE

MADRID, 1 de diciembre. El ex vicepresidente de Gobierno de UCD Rodolfo Martín Villa reconoció hoy la necesidad de abordar una reforma constitucional que tenga por objetivo fundamental convertir el Senado en Cámara territorial. Martín Villa se pronunció sobre la vigencia de la Constitución en el Foro de la Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum con el patrocinio de la Fundación ONCE y Caja Navarra, donde también abogó por una reforma de la normativa sobre educación.

A su juicio estas son las reformas más urgentes que necesita España, junto con una definición más precisa de la distribución territorial y competencial. En ese sentido, pidió la supresión del artículo 150.2 que deja abierta la posibilidad de nuevas competencias de titularidad estatal a las comunidades autónomas.

En materia de educación, propuso que en todo el territorio se pueda elegir la lengua de la enseñanza y que se recupere la enseñanza de una historia común. Además reprochó al Estado que no haya ejercico adecuadamente su labor de inspección en los colegios.

En su discurso indicó que "recibimos una buena herencia de configuración social de Franco y una muy mala herencia en configuración territorial".

El Estado de las autonomías, al que reconoció ventajas, ha sido también el origen de "excesos en los particularismos" y en que "mirarse demasiado el ombligo", lo que ha provocado casos de "insolidaridad".

En ese sentido rechazó el planteamiento de que son los territorios los que aportan fondos a las arcas del Estado, "son las personas las que pagan y pagan los que más tienen" para que llegue a "los que más lo necesitan"

En materia de desarrollo autonómico, Martín Villa insistió en que "el acuerdo es factible" y debe basarse en el reparto de las "cargas entre personas y no entre territorios".

En ese sentido, dijo que "nos merecemos un acuerdo", aunque "no podemos esperar" que el encaje autonómico "tenga soluciones definitivas" y puso como ejemplo a Cataluña con la que "hay que conllevarse procurando algún acuerdo".

Martín Villa aseguró que desde la transición todos los partidos que han gobernado en España lo han hecho "desde la moderación, desde su ideología, pero sin ser sectarios". En ese sentido destacó que los sucesivos Ejecutivos han preservado la gestión del 40 por ciento del gasto al Estado para garantizar la puesta en práctica de políticas solidarias.

En relación a la crisis económica, dijo que no se debe caer en la tentación de equipararla a la caída del Muro de Berlín ni de planterala como una disyuntiva entre "mercado o regulación". Se trata más bien de saber "hasta dónde, hasta cuándo y hasta qué" deben llegar ambos.

Aseguró que la caída del comunismo "estuvo bien", pero fue aprovechada por "algunos fundamentalistas liberales" que creyeron que "ancha es Castilla y Castilla es ancha pero no tanto" con lo que la falta de una "referencia" en la izquierda les llevó "al extremo contrario".

En relación a ETA, Martín Villa dijo que "las cosas están mejor que nunca" y pidió que los responsables del Gobierno o del Ministerio de Interior de turno no cedan a la "tentación" de pasar a la historia como los que acabaron con el terrorismo porque "sabe Dios a qué extremo se podría llegar, incluso a comprometer la dignidad del Estado".

En suma, el ex vicepresidente del gobierno de UCD dijo que en materia de lucha antiterrorista hay que ser "razonablemente optimista".

Evento relacionado: 

Galería